Un Oasis en Callao

No para de llover, pareciera que el clima no tuviera otra opción por estos días. Poco inspirador para el trabajo, recordé el martes pasado un lugar al que ya he ido en varias ocasiones. La primera, de casualidad hace ya bastante tiempo con mi cuasi-cuñado Pablo, otra con un par de amigas Pame y Flor…