Big Easy, Fácil Entrar-Difícil Salir

El post de hoy lo tengo en el tintero hace un tiempo, ya que es un lugar muy concurrido (siempre) y ya me ha sucedido dos veces que he querido sentarme a cenar y nos han dicho “45 minutos de espera”… Tras reservar mesa un sábado alrededor de la una de la tarde, finalmente, en…